El Mantenimiento de equipos industriales es un conjunto de acciones oportunas, continúas y permanentes que previenen y aseguran el funcionamiento normal, la eficiencia y la buena apariencia de los equipos, permitiendo detectar fallas que comienzan a gestarse y que pueden producir en el futuro una parada de una máquina, planta y ocurrir un siniestro afectando a personas e instalaciones